Descansar en cada etapa durante nuestro camino

Cuando comenzamos una etapa solemos por regla general poner una hora más o menos prevista para llegar a nuestro destino, pero muchos peregrinos olvidan la necesidad imperiosa de realizar paradas o descansos para bien comer o beber, aunque eso sí no deben de ser muy prolongadas, entre 5 y 10 minutos.

Desde aquí os damos algunos consejos:

– En verano, buscar un lugar fresco a la sombra.

– Aflojar el calzado y poner los pies en alto.

– Puede aprovecharse para beber y comer algo (frutos secos, chocolate, fruta, barras energéticas… pero en poca cantidad, suficiente para reponer fuerzas).

– Las paradas no han de ser muy prolongadas (máximo 5-10 minutos).

– En bicicleta, las pausas se realizaran fuera de cualquier carretera o arcén.

– Las paradas en la bicicleta serán poco frecuentes y de corta duración.

– Si la etapa del día está dividida en dos sesiones, realizaremos una gran parada para comer y recuperar fuerzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *